Violencia en los medios: psicólogos estudian posibles efectos nocivos

Por: Academia Americana de Psicología
(APA, por su sigla en inglés)

Las primeras investigaciones sobre los efectos de ver violencia en la televisión, especialmente entre los niños, encontraron un efecto insensibilizador y el potencial de agresión. ¿Ocurre lo mismo con quienes juegan videojuegos violentos?

Violencia en la televisión y videos

Prácticamente desde los albores de la televisión, los padres, maestros, legisladores y profesionales de la salud mental han querido comprender el impacto de los programas de televisión, particularmente en los niños. Ha sido motivo de especial preocupación la representación de la violencia, particularmente dado el trabajo del psicólogo Albert Bandura en la década de 1970 sobre el aprendizaje social y la tendencia de los niños a imitar lo que ven.

Como resultado de 15 años de hallazgos, “consistentemente inquietantes” sobre el contenido violento de los programas infantiles, el Comité Asesor Científico sobre Televisión y Comportamiento Social del Cirujano General se formó en 1969 para evaluar el impacto de la violencia en las actitudes, valores y comportamiento de los niños espectadores. El informe resultante y un informe de seguimiento en 1982, realizado por el Instituto Nacional de Salud Mental, identificaron estos efectos principales de ver violencia en la televisión:

  • Los niños pueden volverse menos sensibles al dolor y sufrimiento de los demás.
  • Los niños pueden tener más miedo del mundo que los rodea.
  • Es más probable que los niños se comporten de manera agresiva o dañina con los demás.

La investigación, realizada por los psicólogos L. Rowell Huesmann, Leonard Eron y otros, a partir de la década de 1980, descubrió que los niños que veían muchas horas de violencia en la televisión cuando estaban en la escuela primaria tendían a mostrar niveles más altos de comportamiento agresivo cuando se convertían en adolescentes. Al observar a estos participantes en la edad adulta, Huesmann y Eron descubrieron que los que habían visto mucha violencia en la televisión cuando tenían ocho años tenían más probabilidades de ser arrestados y procesados ​​por actos delictivos cuando eran adultos.

Curiosamente, ser agresivo de niño no predijo ver más televisión violenta en la adolescencia, lo que sugiere que mirar televisión podría ser una causa más que una consecuencia del comportamiento agresivo. Sin embargo, investigaciones posteriores, realizadas por los psicólogos Douglas Gentile y Brad Bushman, entre otros, sugirieron que la exposición a la violencia en los medios es solo uno de varios factores que pueden contribuir al comportamiento agresivo.

Otra investigación ha encontrado que la exposición a la violencia en los medios puede insensibilizar a las personas a la violencia en el mundo real y que, para algunas personas, ver violencia en los medios se vuelve placentero y no produce la excitación ansiosa que se esperaría al ver tales imágenes.

Violencia de los videojuegos

El advenimiento de los videojuegos planteó nuevas preguntas sobre el impacto potencial de la violencia en los medios, ya que el jugador de videojuegos es un participante activo y no simplemente un espectador. El 97% de los adolescentes, de 12 a 17 años, juegan videojuegos: en una computadora, en consolas como Wii, PlayStation y Xbox, o en dispositivos portátiles como Gameboys, teléfonos inteligentes y tabletas. Una encuesta del Centro de Investigación Pew, en 2008, encontró que la mitad de todos los adolescentes informaron haber jugado un videojuego “ayer”, y aquellos que jugaban todos los días generalmente lo hacían durante una hora o más.

Muchos de los videojuegos más populares, como “Call of Duty” y “Grand Theft Auto”, son violentos; sin embargo, dado que la tecnología de los videojuegos es relativamente nueva, hay menos estudios empíricos sobre la violencia en los videojuegos que sobre otras formas de violencia en los medios. Aun así, varias revisiones metaanalíticas han informado efectos negativos de la exposición a la violencia en los videojuegos.

Una revisión de 2010, realizada por el psicólogo Craig A. Anderson y otros, concluyó que “la evidencia sugiere fuertemente que la exposición a videojuegos violentos es un factor de riesgo causal para el aumento del comportamiento agresivo, la cognición agresiva y el afecto agresivo y para la disminución de la empatía y el comportamiento prosocial”. La investigación anterior de Anderson mostró que jugar videojuegos violentos puede aumentar los pensamientos, sentimientos y comportamientos agresivos de una persona, tanto en entornos de laboratorio como en la vida diaria. “Una de las principales conclusiones de esta y otras investigaciones sobre medios de entretenimiento violentos es que el contenido es importante”, dice Anderson.

Otros investigadores, incluido el psicólogo Christopher J. Ferguson, han cuestionado la posición de que la violencia de los videojuegos daña a los niños. Si bien su propia revisión metaanalítica de 2009 informó resultados similares a los de Anderson, Ferguson sostiene que los resultados de laboratorio no se han traducido en efectos significativos en el mundo real. También afirma que gran parte de la investigación sobre la violencia en los videojuegos no ha podido controlar otras variables, como la salud mental y la vida familiar, que pueden haber afectado los resultados. Su trabajo ha encontrado que los niños que ya están en riesgo pueden tener más probabilidades de elegir jugar videojuegos violentos. Según Ferguson, estos otros factores de riesgo, a diferencia de los juegos, provocan comportamientos agresivos y violentos.

Impacto de los medios en los niños

Televisión:

  • Puede conducir a un comportamiento agresivo.
  • Puede aterrorizar a los niños.
  • Proporciona héroes violentos para imitar.
  • Muestra que la violencia está bien.

La televisión implica:

  • Menos uso de la imaginación.
  • Menos contacto directo con otras personas.
  • Menos juegos de simulación.

Videojuegos:

  • Respuesta de “lucha” o “huida” al estrés.
  • Cuerpo lleno de adrenalina.
  • Niños hipervigilantes.
  • La emoción conduce al estrés, sensación de agotamiento.
  • Cierre emocional.
  • Reacción sin pensar.

Noticias:

  • Pierde la sensación de seguridad.
  • Pierde la sensación de bienestar emocional y social.
  • No entiende la lógica, los motivos de lo que se muestra.
  • Se concentra en los aspectos más destacados de lo que ve o escucha.
  • Relaciona lo que ve y oye con lo que sabe.

Bibliografía

  • Anderson, C. A., Shibuya, A., Ihori, N., Swing, E. L., et al. (2010). Violent video game effects on aggression, empathy, and prosocial behavior in Eastern and Western countries: A meta-analytic review. Psychological Bulletin, 136(2), 151-173.
  • Anderson, C. A., Carnagey, N. L., & Eubanks, J. (2003). Exposure to violent media: The effects of songs with violent lyrics on aggressive thoughts and feelings. Journal of Personality and Social Psychology, 84(5), 960-971.
  • Anderson, C. A., & Dill, K. E. (2000). Video games and aggressive thoughts, feelings, and behavior in the laboratory and in life. Journal of Personality and Social Psychology, 78(4), 772-790.