Tengo un niño de 18 meses de edad que come muy poco y tengo temor de que se me desnutra. ¿Cómo hago para que coma bien?

Respuesta:

Sabemos que la mayoría de los niños comen muy bien durante el primer año de vida y que su velocidad de crecimiento se demuestra por el hecho de que aumentan 7kg de peso y 25cm de talla durante este periodo. En el transcurso del segundo año suele aparecer la llamada “inapetencia fisiológica”, que constituye un motivo de mucha preocupación para los padres.

Las causas de esta son: el aumento moderado en el crecimiento durante este periodo (sólo 2kg de peso en promedio y 10 cm de talla), el creciente interés por el juego, el reconocimiento de su entorno y el deseo de construir y reconstruir su propia autonomía. Es allí donde aparece la sacrosanta palabra NO, frente a los ofrecimientos alimentarios de la madre.

Para afrontar esta situación, hay que tener presente las necesidades individuales y las tendencias de crecimiento de cada niño, pues si tiene un crecimiento satisfactorio y una actividad normal, se deben tranquilizar los padres y cuidadores ya que en esta etapa tienen menores requerimientos nutricionales y por ende menor apetito.

Como recomendación final preséntele a su hijo los alimentos de la manera mas agradable, en cantidad moderada y en lo posible dándole gusto a sus preferencias alimentarias nutritivas, con el fin de reeducar su conducta alimentaria hacia los patrones favorables reconocidos.