Recién nacidos – Amamantamiento

El amamantamiento es la interrelación que se establece entre la madre y su hijo en el momento de la lactancia: esa relación interpersonal única, irrepetible, en la que los límites se establecen sólo con la vivencia de esta experiencia.  Es una forma ideal de establecer el vínculo afectivo entre la madre y su hijo, el cual será un eje importante en el desarrollo emocional del niño.  En este tipo de relaciones, la decisión de optar o no por ella es individual y personas extrañas a los protagonistas, difícilmente pueden hacer una intervención acertada.

Este tema en especial –amamantamiento- tiene una significación importante, pues da al personal de la salud, un sinnúmero de razones científicas por las cuales, éste sería el alimento ideal para los recién nacidos; sin embargo, pocas madres alimentan al pecho en forma exclusiva y exitosa.

Se podría asemejar a otros tipos de relaciones intensas que se establecen entre las personas, como la amistad y el amor entre otras, y que, hablar de ellas y tecnificarlas si no es imposible, por lo menos es muy difícil.  Imprime a la práctica de la lactancia una nueva dimensión, en la que la decisión de aceptar o no establecer esta relación, no es de criterio del personal de salud, sino de sus participantes directamente.

Para una lactancia natural exitosa se requiere el deseo de la madre y su entorno social, un equipo de salud que capacite y apoye a la madre en este campo y planes y programas nacionales de promoción, protección y apoyo que permitan los cambios administrativos requeridos  para desarrollar esta práctica.  En la actualidad son pocas la personas que pueden ayudar a otras en el arte de amamantar; por mucho tiempo se ha tratado de justificar esta práctica, dando a conocer al personal de la salud y a las familias los beneficios de la lactancia natural; sin embargo, esto no ha sido suficiente para lograr los cambios de actitudes en la población.

El paso que se debe seguir es demostrar que el amamantamiento es posible, fácil, agradable y que los más beneficiados son los que tengan la oportunidad de efectuarlo, porque se aportará más que leche durante el amamantamiento; se dará un gran paso en obtener las metas para el desarrollo de los  hijos y de ellos mismos.

Adriana Arango Córdoba

Pediatra puericultora