¿Qué consecuencias tiene el abuso sexual?

Las consecuencias varían de acuerdo con la edad del niño, niña o adolescente víctima del abuso, con la manera de afrontar en la familia la situación, con la reacción de los adultos cercanos y con el hecho de si el abusador es cercano a la víctima o a la familia.

Hay efectos a corto plazo, que son los que ocurren en los dos años siguientes al abuso, y efectos a largo plazo, que son los que ocurren de ahí en adelante. El 20-30% de las víctimas permanecen estables emocionalmente después de la agresión; 17-40% sufren cuadros clínicos establecidos y el resto tiene síntomas variados.

Algunas de las consecuencias a corto plazo que tiene el abuso sexual son:

  • Conducta agresiva, fugas o acciones delictivas
  • Llanto frecuente
  • Cambios bruscos en el estado de ánimo
  • Problemas escolares o rechazo a la escuela
  • Tendencia al secretismo (actúa en secreto con respecto a lo que debe manifestarse)
  • Fantasías o conductas regresivas (chuparse el dedo, orinarse o defecarse en la ropa o en la cama)
  • Temor hacia algunas personas
  • Conductas autodestructivas
  • Tristeza y depresión sin causa aparente
  • Resistencia a desnudarse o a bañarse
  • Temor a ir sin compañía a la cama o al baño
  • Miedo a aceptar la compañía de alguna persona en especial
  • Dificultad para expresar sentimientos
  • Alteraciones del sueño (especialmente pesadillas)
  • Cambios en el apetito (aumento o disminución
  • Hiperactividad
  • Trastornos del lenguaje
  • Ideas suicidas (expresión de no querer vivir más)

Algunas de las secuelas a largo plazo descritas en víctimas de abuso sexual son:

  • Dolores crónicos inespecíficos
  • Hipocondría
  • Problemas gastrointestinales
  • Trastornos de la conducta alimentaria, especialmente bulimia
  • Intentos de suicidio
  • Consumo de alcohol o drogas
  • Desconfianza
  • Miedo y hostilidad hacia el agresor o familiares
  • Abandono del hogar o conducta antisocial
  • Sentimientos de vergüenza o culpa
  • Baja autoestima
  • Ansiedad, angustia y depresión, que pueden llevar hasta el suicidio
  • Trastornos de personalidad
  • Aislamiento

Paula Andrea Henao Mejía
Pediatra y Puericultora