Proteja a su bebé del maltrato Información importante sobre la prevención de lesiones cerebrales en los bebés

Una de las destrezas que deben aprender los padres y el personal de cuidado infantil es cómo asumir el estrés. Esto es de particular importancia cuando un bebé no cesa de llorar. Con demasiada frecuencia uno de los padres o una niñera pierden el control causándole al niño lesiones o incluso la muerte.

La siguiente información de la Academia Americana de Pediatría ayuda a los padres y al personal de cuidado infantil a saber qué hacer ante el llanto de un bebé. Además, incluimos información sobre las lesiones que pueden producirse cuando los padres o el personal de cuidado infantil pierden el control.

Cuando su bebé llore, ¡haga una pausa!

Si ha intentado calmar a su bebé, pero nada parece surtir efecto, es importante que trate de permanecer ecuánime. Recuerde: nunca es aceptable sacudir, lanzar, golpear o estremecer a su bebé. °Además, esto nunca resuelve el problema! Si siente que se está enojando y está a punto de perder los estribos, ensaye lo siguiente:

  • Respire profundo y cuente hasta 10.
  • Coloque al bebé en un lugar seguro, salga de la habitación y deje que el bebé llore a solas por unos 10 o 15 minutos.
  • Llame a una persona cercana para que le brinde apoyo emocional.
  • Llame al pediatra. Es posible que el llanto de su bebé tenga una causa médica.

Sea paciente. Los bebés que sufren de cólicos o que son intranquilos con el tiempo llegan a superar la fase del llanto. El garantizar la seguridad del bebé es lo más importante que usted puede hacer. Aunque la situación sea frustrante, mantenga el control y trate a su bebé con suavidad.

 Un importante recordatorio para quienes cuidan niños

Todas las personas que cuidan a sus hijos deben conocer los peligros de sacudirle o golpearle la cabecita a un niño pequeño. Esto abarca a niñeras, novios, hermanos mayores, abuelos y vecinos. Cerciórese de que sepan que nunca es aceptable sacudir, lanzar, golpear o estremecer a un niño.

Si su hijo es cuidado por otra persona, dedique un tiempo a observar su interacción con el niño: ¿le gusta a esa persona hablar o jugar con su hijo? ¿Cómo calma al bebé cuando este llora? Otros factores que se deben tener en cuenta al elegir a la persona que cuidará a sus hijos es su temperamento y sus hábitos. Por ejemplo, las personas pacientes, responsables y dignas de confianza son ideales para cuidar niños, mientras que aquellas que se enojan fácilmente o que beben mucho alcohol o usan otras drogas no lo son. Antes de elegir un centro de cuidado infantil, cerciórese de que el programa tenga licencia o certificación.

Qué hacer cuando un bebé llora

No siempre es fácil determinar por qué llora un bebé. Es posible que tenga hambre o que esté demasiado cansado. Quizás tenga frío o necesite que le cambien el pañal. El llanto es su único modo de expresar sus necesidades y no significa que al bebé no le gusten sus padres. A veces el llanto no parece tener una razón concreta.

He aquí algunos modos de ayudar a calmar a un bebé que llora:

  • Fíjese si tiene el pañal sucio.
  • Envuelva al bebé en una frazada grande y delgada para ayudarlo a sentirse seguro.
  • Alimente al bebé lentamente, haciendo pausas frecuentes para sacarle los gases.
  • Ofrézcale un chupón.
  • Sostenga al bebé contra su piel desnuda como, por ejemplo, contra su pecho, o mejilla contra mejilla.
  • Meza al bebé, usando movimientos lentos y rítmicos.
  • Cántele o póngale una melodía suave y relajante.
  • Lleve al bebé a dar un paseo en su cochecito o en el auto (si tiene) ajustándose siempre a las normas de seguridad para los niños pasajeros.

Si ha ensayado todas estas cosas y su niño continúa llorando, vuelva a repetir cada una. La mayoría de los bebés se cansan después de llorar por un largo rato y terminan por quedarse dormidos. Si todo lo demás falla, llame al pediatra, comparta sus inquietudes y hágale saber que la situación le está produciendo estrés.

¿Qué es el traumatismo craneal por maltrato?

El traumatismo craneal por maltrato, incluyendo el síndrome del bebé sacudido, es un tipo serio de lesión de la cabeza. Ocurre cuando un bebé es sacudido, lanzado, golpeado o estremecido.

Con demasiada frecuencia, el traumatismo craneal por maltrato conduce a la muerte de un bebé. También puede conllevar a:

  • Sangrado alrededor del cerebro.
  • Pérdida de audición.
  • Discapacidades del lenguaje o de aprendizaje.
  • Daño cerebral.
  • Retardo mental.
  • Parálisis cerebral.

Los bebés no son capaces de sostener por completo el peso de la cabeza, como resultado, una sacudida o un impacto violento o contundente les provoca una lesión en el cerebro. Las víctimas de traumatismo craneal por maltrato pueden mostrar uno o dos de los siguientes síntomas: irritabilidad, somnolencia (dificultad para permanecer despierto), problemas respiratorios, vómitos y coma (imposibilidad de despertarse).

El traumatismo craneal por maltrato suele ocurrir cuando uno de los padres u otra persona que cuida el bebé reacciona impulsivamente a la rabia o a la frustración que siente, usualmente porque el bebé no para de llorar. El traumatismo craneal por maltrato es una forma seria de maltrato infantil.

No deberá usarse la información contenida en esta publicación a manera de sustitución del cuidado médico y consejo de su pediatra. Podría haber variaciones en el tratamiento, las cuales su pediatra podría recomendar con base en los hechos y circunstancias individuales.