Primeros años – Atención del bebé con labio y paladar hendido: un trabajo en equipo

Labio y paladar hendido

El labio y paladar hendido es uno de los problemas comunes que se observa en los recién nacidos; ocurre aproximadamente en uno de cada 700 nacimientos. Popularmente se conoce como labio “leporino”. Esta palabra se refiere a la liebre que tiene una hendidura natural en el centro del labio. Este término es raramente usado por los profesionales ya que es inexacto y discriminatorio. La descripción correcta de dicha condición es “labio hendido.”

Un labio hendido es una separación en el labio. Un paladar hendido se refiere a una abertura en el paladar. Esto representa un desarrollo incompleto del labio y del paladar que ocurre durante el período en que el bebé se está formando en el vientre de la madre en las primeras semanas.

El labio y el paladar del bebé se desarrollan separadamente, muy temprano en el embarazo. Cuando algunas de las partes de la cara no se fusionan como debería ser, se produce la hendidura. Las causas son complejas y los científicos creen que hay muchos factores genéticos y ambientales que pueden ocasionarlas. Algunos padres piensan que fue porque hizo algo equivocado, lo cual no es cierto. Esta anomalía no afecta mentalmente al bebé.

El labio puede repararse quirúrgicamente hacia los 3 meses de edad y el paladar se puede cerrar con cirugía aproximadamente al año de edad o por lo menos antes de los dos años. El momento oportuno para llevar a cabo estas intervenciones depende de la salud general del bebé y de la decisión del cirujano.

Proceso de rehabilitación

Al nacer el bebé, es natural que inicialmente los padres se sientan deprimidos. Los sentimientos de preocupación, ansiedad y tristeza no son raros. El médico y el personal del hospital le ayudarán a los padres y le referirán a los especialistas para el tratamiento adecuado.

Existen muchos profesionales del área de la salud que cuidan a los niños con labio y paladar hendido, además de otras anomalías craneofaciales. Sin embargo, estos niños a menudo requieren una variedad de servicios que deberán ser programados por varios años. Por esto es importante un equipo de especialistas que, de manera científica y coordinada provean atención al paciente. El papel principal del equipo es trabajar juntos en el enfoque del problema del niño y asegurar la calidad y el seguimiento del cuidado continuo a corto y a largo plazo.

Cuando un equipo no puede brindar todos los servicios necesarios al paciente, los miembros deben remitirlo a otros especialistas y comunicarse luego con ellos. Así, los equipos pueden coordinar y realizar el plan de tratamiento de manera más eficiente.

Ana María Cerón Zapata
Odontopediatra
Academia Colombiana de Odontología Pediátrica

2 Comentarios

  1. Pingback: gay bondage dating sites

  2. Pingback: https://freegaychatnew.com/