Prevención del tabaquismo

adolescentes
0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaquismo por sí solo produce más muertes por cáncer en el mundo que cualquier otra causa de esta enfermedad, ello sumado a las implicaciones cardiovasculares y respiratorias que, entre otras, este peligroso hábito conlleva.

El uso de tabaco no solamente altera la salud de los fumadores activos, sino que produce afectación sobre los llamados fumadores pasivos, especialmente los niños. Si a lo anterior se suma el hecho de que ha descendido dramáticamente la edad de inicio del hábito de fumar, se puede entender que se está ante un grave problema de salud pública.

La escuela se considera un espacio muy efectivo para la prevención de las conductas del tabaquismo y alcoholismo, pues dispone de espacio, tiempo, grupos de iguales reunidos y personal docente comprometido para trabajar en pro de conductas saludables de vida para que se incluya esta prevención.

Entre los factores de riesgo más reconocidos para la adquisición del hábito de fumar se han señalado: un bajo nivel de autoestima, ausencia de actividad deportiva, alta concurrencia a fiestas, amigos fumadores (especialmente el mejor amigo) y padres o cuidadores fumadores que viven permanentemente con los niños.

Los factores protectores más importantes para evitar el hábito de fumar incluyen al dar a conocer a los niños anticipadamente el daño que provoca el tabaquismo para la salud; la ejecución de talleres y otras pedagogías activas sobre la prevención de este hábito que involucren también a padres y personal de la salud, y el fomento de nivel de autoestima y del desarrollo integral de la personalidad, para que ellos mismos sean capaces de decir no frente a los ofrecimientos irresponsables que con frecuencia se les hacen.

Es imperativo trabajar mucho sobre la educación para la salud, con el fin de que tanto los niños como las niñas se empoderen alrededor de este objetivo y adquieran el juicio y el sentido crítico que les permitan una elección asertiva ante los riesgos ambientales correspondientes. El ejemplo de vida de los padres, educadores y demás cuidadores tiene una influencia arrasadora sobre la prevención del devastador hábito de fumar.

Juan Fernando Gómez Ramírez
Pediatra puericultor

0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×