Mi hijo va por primera vez al preescolar, ¿lo acompaño o lo dejo solo?

preescolar_grande-620x400
0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×

La primera separación del núcleo familiar se debe hacer con conocimiento por parte del niño, sin huir sus padres a escondidas, despidiéndose del niño en forma afectuosa e informándole que en un tiempo determinado habrán de volver por él.

La separación si está bien efectuada, será progresiva, aumentando gradualmente el tiempo de permanencia del niño en la institución.  Se recomienda que el primer día el niño vaya acompañado de uno de sus padres, ya que además del reconocimiento del espacio físico, el niño necesita del vínculo inicial de sus padres con los adultos de la institución, quienes serán el sustituto parental en el establecimiento de lazos afectivos manifiestos y significativos.

Principio de la incorporación paulatina de procesos y actividades

Este principio establece que los diferentes momentos y actividades del niño  en la institución se van estableciendo gradualmente.

Tanto para la satisfacción de las necesidades básicas como la alimentación y el control de esfínteres y para las actividades orientadas por el adulto, el proceso de incorporación debe hacerse en forma paulatina y gradual para evitar una sobrecarga de la actividad nerviosa superior del niño, ya que si se incorporan varios procesos a la vez, la tensión emocional se multiplica y se fuerza al niño a realizar una actividad de ajuste que excede sus posibilidades y que  lo haría más vulnerable en este período de adaptación.

Garantizar la incorporación gradual, tranquila y armónica de los diferentes procesos y actividades, es una medida importante para posibilitar una eficiente adaptación por parte del niño a las nuevas condiciones de vida

Alina Gómez Florez

Grupo de Puericultura U de A

0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×