mi hijo de cinco años es demasiado lento para comer ¿qué puedo hacer para que se coma todo y rápido?

Señores
Sociedad Colombiana de Pediatría
Atte.: Revista Crianza & Salud
Cordial saludo:

Soy seguidor de la revista Crianza & Salud desde hace varios años y ahora tengo un problema con uno de mis hijos y quisiera que por favor me guíen sobre qué hacer, pues he buscado información al respecto, pero no me ha quedado clara: mi hijo de cinco años es demasiado lento para comer, a veces llega incluso la hora de la comida siguiente y todavía no ha terminado la anterior, ¿qué puedo hacer para que se coma todo y rápido?

Muchas gracias y quedo atento a la respuesta,

Jhon Roberto David M.

————————————

Rta./ El comer excesivamente despacio (bradifagia) es un mal hábito alimentario íntimamente relacionado con la inapetencia, con la cual, a menudo, se confunde. En ocasiones, es un modo de llamar la atención, pues, con ello, el niño manipula casi permanentemente a su cuidador. Habrá que hacerle sentir, con suficiente antelación, que no necesita recurrir a ello para que lo acompañe y lo entienda.

Otras veces se debe a que las aspiraciones de los cuidadores (casi siempre la madre), en materia de comida, son superiores a las necesidades del niño o, dicho en otras palabras, le están sirviendo más de lo que realmente necesita. Si ya se sabe que solo consume bien seis onzas de leche ¿qué sentido tiene servirle sistemáticamente ocho onzas únicamente porque la fábrica de biberones los hizo de este tamaño? Y lo mismo puede decirse de un huevo o un banano, no existe ninguna razón para que tengan que ser consumidos en su totalidad. En la mayoría de los casos, la bradifagia se corrige (lentamente como en todos los vicios de crianza) sirviéndole poco, solo de lo que se sabe que le gusta, limitando a media hora el tiempo de la comida y dejándolo comer con su propia mano, sin rogarle ni obligarlo.

Francisco Javier Leal Quevedo