Los cambios del adolescente

adolescente
0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×

Cuando una persona tiene cambios en algún aspecto de su vida, bien sea en su apariencia física, en su situación social o laboral, etcétera, se produce algún nivel de desorganización de sí mismo. Para poder reorganizarse, debe vivir un proceso interior de asimilación y aceptación de dicho cambio, con el fin de incorporarlo como parte de su identidad y de su vida.

La aceptación del cambio implica renunciar a algo, es decir, aceptar que algo ya no es como era antes, y es tal renuncia la que hace que el proceso no siempre sea fácil. Esto tiene que ver con una característica del ser humano que lo hace apegarse a lo ya conocido. Pero en muchas ocasiones la cultura, según los valores que tiene, transforma cualquier situación de renuncia en una desventaja, con lo cual se niega el hecho de que mediante dicha renuncia se hace posible el crecimiento y el cambio.

Se ha mencionado que son numerosos los cambios del adolescente, tanto en su cuerpo como en su pensamiento y en sus relaciones consigo mismo y con los demás. Es claro entonces que durante esta etapa los procesos de asimilar e incorporar los cambios y hacer renuncias configuran uno de los ejes centrales del proceso, e involucran no solamente al adolescente, sino también a los adultos que lo rodean.

La forma como un adolescente vivencia y afronta estos procesos de cambio está determinada en buena parte por su historia personal y por la calidad de las relaciones afectivas que ha establecido durante su vida, especialmente con sus padres.

Adolfo León Ruiz Londoño

Psicólogo

Universidad de Antioquia

0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×