La felicidad

fez
0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×

Anhelo permanente de todos los individuos y comunidades y entendida como la conformidad con lo que se es, debe estar basada en el afecto, elemento fundamental en la crianza de los niños. La felicidad, esquiva realidad, hay que construirla paciente e inteligentemente, en el quehacer cotidiano, sin permitir que los avatares del destino se conviertan en obstáculos casi infranqueables.  Por lo demás, no solo el afecto, también el juego, es determinante para la construcción de la felicidad en el niño.

El acompañamiento inteligente de los adultos en el proceso de desarrollo infantil promueve la construcción y reconstrucción de la felicidad. Los adultos acompañantes de los niños en la aventura del desarrollo necesitan expresar el respeto por ellos, acompañarlos de manera racional y muy humana teniendo en cuenta los sentimientos y emociones y entendiendo la disciplina como orientación y no como represión.

Humberto Ramírez Gómez

Pediatra puericultor

0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×