La empatía

editorial
0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×

La construcción de la paz tiene un discurrir muy complejo, habida cuenta de la diversidad de sus componentes y de las complejas interacciones que deben establecerse para este anhelado logro de la humanidad.

Entre los elementos de una propuesta de crianza para la paz, que es lo que nos compete a todos los puericultores (padres, educadores, parientes y cuidadores, entre otros), la empatía se constituye en uno de los pilares fundamentales de este propósito.

La empatía se define como la capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos. Implica tomar conciencia del estado mental, emocional y cognitivo del otro, sentir lo que el otro siente y piensa, esto es, sentipensar con el otro.

La empatía nos es un don, no se nace con ella, es un atributo que es necesario desarrollar mediante vivencias y ambientes favorables en la vida familiar y escolar, para lograr así que se constituya en la base para la construcción de una conducta prosocial, que apoye y nutra el referente ético necesario para la buena vida en comunidad. Por lo anterior, criar en la empatía es algo determinante y, además, posible en la construcción de la paz, para contrarrestar el egoísmo, la competitividad y el exitismo que nos agobia.

En la cotidianidad, un aporte que las personas que acompañamos a los niños a crecer y a desarrollarse podemos hacerles, es la introyección de la empatía como bastión en las relaciones de crianza, impulsada por la fuerza arrasadora del ejemplo.

Para concluir, compartimos con nuestros lectores una sabia reflexión del premio Nobel de Literatura John Steinbeck: “Solo puedes entender a la gente si la sientes en ti mismo”.

0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×