La alimentación humana, un encuentro entre la biología y la cultura

editorial
0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×

La gran mayoría de los procesos evolutivos de nuestra especie han estado relacionados con cambios en las costumbres alimentarias, que nos han llevado a convertirnos en omnívoros en un periodo de tiempo relativamente corto.

Mucho más allá de lo instintivo, la alimentación humana involucra elementos comportamentales y afectivos que hacen de este proceso una condición compleja, donde conceptos como hambre y apetito le confieren al mismo nociones subjetivas, donde la necesidad y el goce se entrecruzan a veces de manera imperceptible.

“Somos lo que comemos” han dicho los expertos y hoy con mayor conocimiento, se puede afirmar que “seremos lo que comimos” al llamar la atención sobre la importancia que unos buenos hábitos alimentarios tienen para la formación estructural y funcional del organismo humano, además de la necesaria relación con la calidad de vida en la adultez y en la vejez, en consonancia con corrientes universales del pensamiento médico actual, que se refieren al derecho de “envejecer saludablemente” de los seres humanos.

Durante la infancia los cuidadores tenemos la oportunidad de generar condiciones favorables a la salud presente y futura, lo que nos convierte en responsables de un componente importante de la calidad de vida de los sujetos de crianza.

Tengamos siempre en cuenta que el alimento debe nutrir no sólo el cuerpo, sino también la mente y el aparato social de los niños y niñas.

 

0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×