He tenido un sueño

editorial
0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×

En este momento crucial de la historia reciente de nuestro país, adquiere una gran actualidad el mensaje de alcance universal que Martin Luther King Jr dirigió a sus compatriotas en un momento también decisivo de la historia de su país.

He tenido un sueño

He soñado que un día los hombres se levantarán y percibirán que están hechos para vivir unos con otros como hermanos. Ese día seremos juzgados por lo que somos y no por el color de la piel, todos los hombres respetarán la dignidad y el valor de la persona humana.

Aún sigo soñando que las fábricas se abrirán, los estómagos vacíos se saciarán y la fraternidad será algo más que las palabras de una oración; y este será el primer asunto en los programas de gobierno. La justicia será abundante como el agua, el derecho será como el caudal de un río y en todas las naciones y gobiernos serán elegidos hombres que practiquen la misericordia y sean humildes ante Dios.

Sigo soñando que un día la guerra llegará a su fin, los hombres transformarán las espadas en arados, las lanzas en hachas y las naciones no se levantarán unas contra otras, y no se estudiará más el arte de la guerra: el cordero y el león comerán juntos y todos los hombres podrán sentarse sobre su viña y nadie sentirá miedo.

Aquel día los valles serán exaltados, las montañas y las colinas serán aplanadas, la gloria del Señor será revelada. Aún sigo soñando que con toda esa fe seremos capaces de derrotar el desespero y llevar una luz nueva a las cámaras oscuras del pesimismo; con esta fe apresuraremos la llegada del día en que habrá paz en la tierra y buena voluntad para todos los hombres, será un día de gloria: las estrellas de la mañana cantarán en coro y los hijos de Dios cantarán de alegría.

Martín Luther King Jr

0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×