Fomenta el deporte a tu hijo/a

PUBLIREPORTAJE

Con los niños y niñas en edades entre los 4 y 6 años, podemos comenzar a ser guías para que desempeñen alguna actividad deportiva con compromiso y constancia. Esta es una de las formas más fáciles de garantizar un adulto sano y con buenos hábitos alimenticios, para alcanzar un excelente futuro.

Es importante tener en cuenta que la actividad física que se desempeña en el colegio durante las horas lúdicas, en el recreo o en el parque, no puede considerarse como ‘deporte’.

Para elegir la posible actividad deportiva junto a tu hijo/a, debes tener en cuenta algunos puntos:

1. Atracción hacia alguna de las disciplinas deportivas que estarían a nuestro alcance.

2. Facilidad de práctica por espacios y tiempos, donde un punto importante es el apoyo de los cuidadores para cumplir con los horarios. Tener en cuenta que el niño percibe la motivación para asistir por parte del cuidador o por el contrario, la sensación de obligación, y esto terminaría repercutiendo en la motivación para realizarlo.

3. Lograr mantener la motivación el tiempo suficiente para que él/ella pueda ver el progreso y cómo va desarrollando sus habilidades.

4. El buscar sitios o instructores con capacitación para ser mentores en el proceso de aprendizaje.

muscleUna vez ya se está realizando la actividad y se tienen las rutinas de ejercicio, hay una parte importante en cuanto a la nutrición e hidratación que se debe tener en cuenta para poder tener los resultados adecuados.

Si hubiera alto grado de pérdida de líquidos y electrolitos, hay que reponer con bebidas hidratantes para deportistas, teniendo en cuenta que éstas no se deben utilizar mucho antes del ejercicio, ni tampoco en caso de no haber pérdida de los mismos a pesar de haber realizado ejercicio; porque dichas bebidas mal utilizadas pueden generar lesiones renales o alteraciones electrolíticas como son el exceso de sodio o potasio que el cuerpo no requiere reponer.

 

En cuanto a los aportes, es importante tener en cuenta la ingesta de frutas y verduras por su vitamina B, la cual es clave para la parte muscular. Además, por la vitamina C como antioxidante para el mantenimiento de la piel y las mucosas.

waterTener un buen aporte de hierro es vital para la generación de la hemoglobina, que es la directa responsable del buen aporte de oxígeno a los tejidos. La proteína (lácteos, cárnicos, huevos, soya y quinua) es importante para la reconstrucción y generación de masa muscular, y el aporte de carbohidratos (cereal, pasta, maltodextrinas y fructosa) permite generar la energía para el movimiento o actividad física, ingiriendo los ya mencionados que son metabolizados adecuadamente y no los de tipo absorción rápida como los contenidos en la ‘comida chatarra’.

 

patinEs importante una hora antes y una hora después del entrenamiento o competencia, tener los aportes de estos elementos (agua, frutas, verduras, proteínas, carbohidratos y grasas) para evitar que se produzca un autoconsumo y así poder compensar las necesidades generadas por el ejercicio, lo cual repercute en peso y en los resultados competitivos. Por último, también es considerable antes y después, realizar el correspondiente estiramiento muscular para evitar lesiones posteriores.

Si logramos hacer lo anterior, nuestros hijos/as tendrán un futuro lleno de tranquilidad y con excelente entrenamiento y competencia. Así podremos estar tranquilos, porque los adultos que tendremos gozarán de una excelente salud.

 

logo_EnciclopediaConFondo

 

 

Encuentra más información para cuidar y proteger a tus hijos en la Enciclopedia Virtual Mundo Saludable Dettol.