Familia y resiliencia como parte fundamental de la construcción humana

0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×

La familia es un sistema que resiste dificultades y es capaz de hacerse más resistente y creativo ante la adversidad. Así, como dice la filosofía oriental, la familia es como la rama de bambú que ante la dificultad se inclina hasta el suelo y no se rompe y luego, superada la dificultad, es capaz de volver a su lugar. La familia tiene una maravillosa capacidad de surgir pese a los malos momentos, cualidad que se conoce con el nombre de resiliencia. 

Cuando uno de los miembros del sistema familiar tiene una pena o un trauma, es allí en la familia donde se construye el amor que cura. Hoy podemos afirmar que en el sistema familiar ocurre  la transmisión intergeneracional de una herida o su resiliencia. A través de los relatos la familia es capaz de sanar, lo que se explica cuando un padre habla de sus relaciones de infancia con sus propios padres; en realidad cuenta como aprendió a amar.

Para que la familia se mantenga sana, debe asegurarse de poseer unos buenos límites  entre la familia nuclear y la extensa y el mundo exterior, así como entre los diferentes sistemas conyugales, de padres, de padres e hijos y de hermanos. Debe procurar una excelente comunicación verbal y no verbal  con una muy buena capacidad de sentirse y de resolver los conflictos sin dañarse, y cultivar cada día el respeto, el amor, la equidad, la tolerancia y la solidaridad.

Una familia sana es capaz de ver partir a los hijos, cada uno con un proyecto de vida digno para ellos mismos, con sus propios sueños, y luego reacomodarse para que los padres asuman la función de abuelos y se preparen para envejecer y morir con dignidad.

La familia debe convertirse en una oportunidad para que sus miembros, niños y adultos, logren restablecer el contacto con el misterio de la vida. Logren una conciencia propia, una conciencia de que existe el otro, una conciencia de que se vive en una colmena social y finalmente adquieran conciencia de ser parte del universo.

Carmen Escallón Góngora
Pediatra puericultora
Terapeuta de familia
Universidad de Cartagena

0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×