Escolares – Cómo estimular la creatividad en el niño en edad escolar

  • Demostrándole la confianza que se le tiene: al niño se le deben asignar responsabilidades teniendo en cuenta la edad y su capacidad, dejando que las asuma, con lo que puede construir y reconstruir su autoestima y su autonomía como metas fundamentales para el desarrollo de la creatividad
  • Estimulándole el espíritu investigativo: al niño se le debe responder con palabras claras y con la verdad las preguntas que hace; si no se sabe la respuesta, se le debe invitar a que la busquen juntos. se le debe estimular a explorar y observar para que construya sus propias respuestas.

La exploración debe ser con todos los sentidos, el olfato, el gusto, el tacto, la visión, la audición, pues así podrá tener un conocimiento más claro de los asuntos que lo inquietan: ¿por qué el azúcar se derrite en contacto con el líquido o con el calor? ¿Por qué una hormiga puede con una carga tan pesada para su tamaño? ¿Por qué la lupa con el sol produce fuego?

  • Estableciéndole normas claras y consistentes: las normas se deben construir con el niño, haciéndole ver por qué se establecen, qué beneficios obtiene al cumplirlas para la sana convivencia, lo que, en el contexto de un ambiente armónico, posibilita que su pensamiento y su espíritu libre despierten su potencialidad
  • Enseñándole a pensar diferentes maneras de afrontar las dificultades del día a día, es decir, el análisis de las situaciones que diariamente se viven en la familia, en la escuela y con sus amigos, con las posibles alternativas de solución
  • Enseñándole a dar prioridad a los asuntos que le permitan planear acciones y soluciones, elementos indispensables para lograr un acto creativo, el niño ensayará sus propias soluciones y se sentirá feliz y entusiasta al lograrlo. Al hacer, por ejemplo, una construcción complicada con material de desecho sabrá que tendrá que poner buenas bases, para lograr la construcción que quiere
  • Construyendo un proyecto de familia: se debe hacer que el niño se sienta parte de la familia, concertando con él y con los demás miembros lo que les conviene a todos, de tal manera que sienta que lo que hace, así como sus logros y dificultades tienen que ver con el bienestar y la armonía familiar, con la propuesta de: todos ponen
  • Ayudándole a buscar su sentido de vida para que en la adolescencia pueda construir su proyecto de vida: en esta edad el niño empieza a tener claro lo que no quiere ser en la vida como una manera de buscar lo que va a ser
  • Aumentando el conocimiento en el lenguaje verbal, que es muy importante para el desarrollo personal y social del niño, máxime que es la edad en la que se adquiere el proceso del aprendizaje de la lectura y la escritura, por lo que hay que procurar la ampliación del vocabulario y motivarlo hacia la lectura como fuente de inspiración y fantasía

Se debe participar con el niño en la búsqueda de los significados de palabras nuevas, proponiéndole diferentes formas de expresar los mismos con otras palabras y buscando las definiciones en el diccionario

Miriam Bastidas Acevedo

Pediatra puericultora