El sueño en el niño escolar

escolares
0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×

Durante la edad escolar el niño necesita dormir unas 10 horas diarias, ocasionalmente hace una siesta corta en el día si el período del descanso nocturno no fue suficiente, lo cual dificulta también el despertar espontáneo en la mañana, por lo que es común tener que llamarlo varias veces. Sus sueños están muy relacionados con las actividades diurnas y con la de las pantallas, tablets, teléfonos celulares, televisión, etc). Muchos niños en edad escolar pueden tener un sueño inquieto, con movimientos amplios de piernas y brazos, sin que esto perturbe su descanso.

Pueden presentarse temores nocturnos, aunque con menos frecuencia que en los años anteriores. En este caso los padres deben tranquilizar al niño, darle la seguridad que en ese momento necesita y acompañarlo hasta que se duerma nuevamente; si son repetitivos, serán motivo de consulta médica. Las pesadillas, si son ocasionales, se consideran normales a esta edad.

Es ideal que el escolar disfrute su cuarto solo, según las posibilidades; ello le da mayor facilidad para desarrollar su independencia y autonomía; allí podrá guardar los objetos que considera de valor, organizar sus colecciones y distribuir el espacio; pero si la familia no tiene espacio suficiente para esto, al menos debe haber una cama solamente para él y asignarle un lugar para poner sus pertenencias. No es aconsejable que el escolar tenga televisor y otras pantallas en el cuarto, a su libre disposición, porque todavía necesita de la orientación de los adultos para analizar el contenido de los programas y regular el horario dedicado a esta actividad.

Miryam Bastidas Acevedo

Pediatra puericultora

0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×