El Pediatra aconseja – En la alimentación infantil, ¿puede la proteína de la carne ser reemplazada con efectividad? 

A pesar de que tradicionalmente la carne ha sido considerada un alimento primordial e incluso indispensable para llevar a cabo una dieta saludable, recientemente existe un auge por practicar dietas libres de carne e incluso otros productos animales por motivaciones variadas (dietas vegetarianas en sus diferentes grados). Esta práctica no es ajena a la población pediátrica ya que muchas familias vegetarianas están decidiendo que sus hijos se alimenten de la misma maneras, situación que puede generar dudas con respecto a la restricción de un alimento ¨tan importante¨ en una etapa de crecimiento y de si es posible suplir los nutrientes que aporta este alimento de alguna manera.

Al respecto la Academia Americana de dietética (ADA, de su nombre en inglés) publicó su posición en el 2009,  al abordar por primera vez el tema específico de llevar este tipo de dietas a través del ciclo vital: ¨Las dietas lactovegetarianas, lactoovovegetarianas y veganas, bien planeadas, son apropiadas para todas las fases del ciclo vital, incluyendo embarazo y lactancia. Estas dietas bien planeadas satisfacen los requerimientos nutricionales en niños, adolescentes y promueven un crecimiento normal¨(1)

Por otra parte, a pesar de que no existe una política al respecto por parte de la  Academia Americana de Pediatría (APP, de su nombre en inglés), en la última edición de su libro sobre nutrición(2), incluye un capítulo sobre aspectos nutricionales de estas dietas vegetarianas en niños, donde resalta la importancia de un adecuado seguimiento por parte de los médicos, aclarando que ¨siendo bien planificadas estas dietas pueden ser llevadas a cabo en la edad pediátrica¨.

En el momento existe, incluso, una pirámide alimentaria para dietas vegetarianas que ofrece alternativas para el reemplazo de la carne con la mezcla de alimentos (variedad de granos, semillas y verduras). Aunque lo más recomendable es que cuando se lleven a cabo este tipo de dietas en la población pediátrica, haya una asesoría y vigilancia permanente por parte de personal experto que evalúe el crecimiento, los nutrientes en riesgo (Zinc, hierro, vitamina B12, entre otros), la necesidad de suplementos nutricionales y planifique con los padres e incluso el paciente,  la mejor manera de llevar a cabo esta dieta.

Lecturas recomendadas

  1. Craig WJ1Mangels ARAmerican Dietetic AssociationPosition of the American Dietetic Association: vegetarian diets.J Am Diet Assoc. 2009 Jul;109(7):1266-82.
  2. AAP’sPediatric Nutrition Handbook, 7th edition.

Ana Cristina Gómez Correa

Pediatra Nutrióloga