El juego infantil y su importancia en el desarrollo: el papel de los padres

 

El juego infantil se define como una actividad placentera, libre y espontánea, sin un fin determinado en los primeros años de la vida, de gran utilidad para el desarrollo del niño.

Los expertos han señalado las características del juego:

  • Se hace simplemente por placer
  • Es elegido libremente
  • Exige una participación activa del niño, lo cual lo va a conectar con vertientes de la cultura
  • Favorece el desarrollo social y la creatividad
  • Se halla en la base misma de la cultura

Se ha dicho y con razón, que así como una buena nutrición es necesaria para el crecimiento, el juego es necesario para el desarrollo; si tenemos en cuenta que los niños son los motores de su propio desarrollo, el acompañamiento inteligente y afectuoso que nosotros debemos brindarles como adultos, implica permitirles ese albedrío tan necesario y tan importante que el juego propicia, y que le posibilita al niño desarrollar su creatividad y llevar a cabo una gran cantidad de acciones favorables para la vida, como por ejemplo los aprestamientos sociales y la solución de conflictos.

La creatividad es inherente a todos los seres humanos, no es ni de ricos ni de pobres, ni de inteligentes ni de quienes no lo son, es una característica propia de la especie humana. Quienes acompañamos a los niños durante la fase de la crianza, debemos propiciar el desarrollo de la creatividad, para que este pueda afrontar la solución de problemas y asumir así su propia vida de la mejor manera.

Fomentemos entonces en nuestros niños y alumnos la creatividad a toda costa, para que ellos se llenen de ideas y de ilusiones y adquieran una serie de aprestamientos que les permitan disfrutar del mundo al que han llegado.

El historiador holandés Johann Huizinga escribió una obra clásica para los estudiosos del juego llamada “Homo Ludens”, un texto de verdad apasionante. Allí Huizinga advierte cómo el juego ha acompañado a la especie humana desde su aparición sobre la tierra. Se sabe por ejemplo que el tradicional sonajero tiene antecedentes prehistóricos, que nos inducen a pensar que existía como elemento lúdico prácticamente desde los albores de la humanidad.

“El juego se halla en la base de la cultura” afirma Huizinga, concepto este muy profundo que proporciona un punto de partida para estudiar a la especie humana, lo que se podría hacer perfectamente siguiendo la forma en que ha jugado el hombre desde siempre y como juega hoy en la era de la información, en medio de computadores y videojuegos

Sigmund Freud afirma muy acertadamente, que “un niño juega no sólo para repetir situaciones placenteras, sino también para elaborar las que le resultaron dolorosas o traumáticas”. La ludoterapia es un elemento bien importante para muchos tratamientos.

Beneficios del juego infantil:

  • Es indispensable para la estructuración del yo
  • Le permite al niño conocer el mundo que lo rodea y adaptarse a él.
  • Es fundamental para que el niño aprenda a vivir.

El juego como medio educativo es un elemento muy importante porque enriquece la imaginación, desarrolla la observación, ejercita la atención, la concentración y la memoria. Recordemos que los juegos no necesariamente deben ser elaborados y complejos.