Decálogo de la salud bucal en los niños

  1. La salud bucal hace parte de la salud integral del individuo, por lo cual la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad bucal son necesarias para el crecimiento y desarrollo adecuados del niño.
  2. La salud bucal comienza en la época prenatal, cuando la mamá debe evitar sustancias y situaciones que pueden causar anomalías craneofaciales y malformaciones dentales, como por ejemplo, contacto con químicos, toma de radiografías y consumo de cigarrillo, licor y drogas.
  3. La caries dental es la enfermedad bucal más común en los niños. Es una infección y se puede transmitir de una persona a otra, de tal modo que si las personas que cuidan al niño tienen caries dentales y le dan besos en la boca o usan la misma cuchara, le pueden pasar la enfermedad.
  4. El consumo frecuente de panela u otros tipos de azúcares y de harinas puede causar caries dental de progresión rápida si no se hace higiene bucal inmediatamente después de consumirlos.
  5. Para prevenir la caries dental se requiere una dieta balanceada, buena higiene bucal y visitas periódicas semestrales al odontopediatra.
  6. La crema dental debe contener flúor. El flúor en pequeñas cantidades ayuda a controlar la caries dental, pero en grandes cantidades es dañino, sobre todo si los niños se lo tragan.
  7. En la niñez son frecuentes las caídas y golpes en los dientes. Si se pierde un diente debe buscarse y solamente sujetarlo de la corona, o sea, de la parte que se ve en la boca, no de la raíz. Posteriormente se lava con agua sin tocar la raíz ni aplicar químicos y se guarda en saliva o leche mientras se acude inmediatamente a la consulta odontológica.
  8. El tratamiento de dientes malposicionados o de problemas por exceso o falta de crecimiento de los maxilares puede hacerlo el odontopediatra tempranamente, analizando cada caso. El no tratarlo oportunamente puede ocasionar problemas futuros como baja autoestima, pérdida de dientes y tratamientos más complejos.
  9. La edad recomendada para la primera visita al odontopediatra es al año de edad. En esta visita los padres recibirán información adecuada acerca de higiene bucal; manejo de hábitos bucales, como el chupo de entretención, succión digital y uso de biberón después del año de edad; recomendaciones acerca de dieta no cariogénica; proceso de erupción de los dientes y tratamiento de maloclusiones.
  10. Las visitas al odontopediatra deben ser mínimo cada seis meses, con el fin de promover la salud bucal y, si es del caso, tratar enfermedades antes de que avancen y deterioren la salud general del niño.

Ana María Cerón 
Odontopediatra Grupo de Puericultura 
Universidad de Antioquia