Cefalea en adolescentes, cuando el dolor de cabeza ataca

Cefalea en adolescentes

American Academy of Pediatics

El dolor de cabeza no es una enfermedad, pero podría indicar que hay algo que no está bien. Los dolores de cabeza son cosa común en los adolescentes y, generalmente, no son serios. De hecho, del 50 al 75% de todos los adolescentes indican que tienen al menos un dolor de cabeza al mes. Sin embargo, los que se presentan más frecuentemente pueden ser molestos y causar preocupación a ti y a tu familia. Los más comunes en los adolescentes son los causados por la tensión y las migrañas. Algunas veces, estos problemas pueden estar relacionados con inconvenientes de salud que re- quieren una visita al pediatra.

¿Qué causa los dolores de cabeza?

Los dolores de cabeza son causados más comúnmente por:

  • Enfermedades: son muchas veces síntomas de otras enfermedades. Las infecciones virales, de garganta, de senos paranasales y del tracto urinario, así como los cuadros alérgicos pueden dar dolor de cabeza. La fiebre también puede ocasionar el síntoma.
  • Omitir comidas: incluso si el adolescente está tratando de bajar de peso necesita comer con regularidad. Las dietas de moda pueden hacer que le dé hambre y también podrían causarle un dolor de cabeza. No beber suficientes líquidos (lo que conduce a deshidratación) también podría causar esta molestia.
  • Drogas: el alcohol, la cocaína, las anfetaminas, las píldoras dietéticas y otras drogas son detonantes de las cefaleas.

Otros detonantes

Muchas veces los dolores de cabeza son desencadenados por problemas de sueño, lesiones menores de la cabeza o ciertas comidas (productos lácteos, chocolate, aditivos de alimentos como los nitratos, nitritos y el glutamato monosódico). En otros casos, los dolores de cabeza también pueden ser causados por medicamentos recetados, tales como píldoras anticonceptivas, tetraciclina para el acné y altas dosis de vitamina A.

Con menos frecuencia pueden ser generados por una infección o absceso dental y por problemas de alineación de la mandíbula (síndrome de articulación temporomandibular, TMJ por su sigla en inglés). Aunque los dolores de cabeza son causados con muy poca frecuencia por problemas de los ojos, el dolor alrededor de estos -lo cual puede sentirse como un dolor de cabeza- puede ser producido por una falta de balance de los músculos oculares o por no usar anteojos recetados exclusivamente para ti.

Solamente en muy pocas ocasiones los dolores de cabeza son síntomas de un tumor cerebral, alta presión y otro problema serio.

Tipos de dolores de cabeza

Los dolores de cabeza causados por la tensión se sienten muy frecuente- mente como si uno tuviera una venda apretada alrededor de la cabeza. El dolor es continuo y normalmente se siente en ambos lados de la cabeza, pero también puede afectar la parte delantera y trasera de esta.

La presión en la escuela o en la casa, las discusiones con los padres o amigos, tener muchas cosas que hacer y sentirte ansioso(a) o deprimido(a) también puede causar un dolor de cabeza.

Las migrañas muchas veces son descritas como pulsantes y normalmente se sienten solo a un lado de la cabeza, pero podrían igualmente afectar ambos lados. La migraña podría hacerte sentir la cabeza ligera o mareado(a) y/o podría hacerte sentir mal del estómago. Podrías ver manchas o tener sensibilidad a la luz, los sonidos y los olores. Si te dan migrañas, es probable que tus padres u otros miembros de la familia también hayan tenido ese problema.

Un tercer tipo de dolor de cabeza menos común es el psicogénico. Estos son parecidos a los causados por la tensión, pero la causa es un problema emocional tal como la depresión. Los signos de la depresión consisten en una pérdida de energía, pobre apetito o comer demasiado; pérdida de interés en las actividades normales, un cambio en los patrones de sueño  (problemas para dormir, despertarse a mitad de la noche o demasiado temprano por la mañana) y dificultades para pensar o concentrarse.

¿Cuándo debo ver al pediatra?

Si estás preocupado(a) acerca de tus dolores de cabeza o si el problema comienza a interferir con la escuela, las relaciones en casa o la vida social, ve a ver a tu pediatra.

Otros signos que podrían indicar que debes visitar al pediatra son:

  • Lesiones de la cabeza: hay que hacer que el pediatra examine inmediatamente los dolores de cabeza causados por una lesión de esta ocurrida de manera reciente, especialmente si te desmayaste a causa de dicha lesión.
  • Ataques/convulsiones: cualquier dolor de cabeza relacionado con convulsiones o desmayos requieren de atención médica inmediata.
  • Frecuencia: si tienes un dolor de cabeza más de una vez a la semana.
  • Grado de dolor: si el dolor de cabeza es severo y evita que hagas las actividades que deseas.
  • Hora de ataque: si los dolores de cabeza te despiertan o si ocurren muy de mañana.
  • Dificultades de la vista: si los dolores de cabeza causan que tengas la vista borrosa, que veas manchas o que tengas otros cambios de la vista.
  • Otros síntomas relacionados: si tienes fiebre, vómitos, el cuello tenso, dolor de dientes o dolor de la mandíbula, además del dolor de cabeza, es posible que necesites que te hagan un examen, incluso análisis de laboratorio o radiografías.

¿Cuál es el tratamiento para los dolores de cabeza?

Independientemente del tipo de dolor de cabeza que tengas y cualquiera que sea la causa, tu pediatra puede explicarte la razón de dichos dolores y la manera de controlarlos. Asegúrate de hacer cualquier pregunta que puedas tener.

Si te dan dolores de cabeza debido a la tensión o si te dan migrañas ligeras, tu pediatra podría recomendarte que tomes aspirina o un sustituto de esta, como el acetaminofén o el ibuprofeno y que descanses. Si te dan cefaleas más severas o migrañas clásicas (cuando se tiene un problema de la vista llamado “aura”), podría ser necesario tomar medicinas recetadas. Tu pediatra podría recomendarte que escribas un diario de dolores de cabeza para ayudar a indicar la información sobre la causa de estos. Un diario al respecto ayuda a mantener información sobre lo siguiente: cuándo ocurren, cuánto duran, lo que estabas haciendo cuando comenzaron los dolores, lo que habías comido, cuánto descanso habías tenido y qué parecía aliviarlos o empeorarlos.

Si lo que comes parece causar los dolores de cabeza, el pediatra te recomendará dejar de consumir ciertos alimentos. Si la tensión es la causa, tu médico podrá ayudarte a lidiar con la tensión por medio de tratamientos especiales, tales como los ejercicios de relajación. Los dolores de cabeza causados por problemas emocionales o psicológicos requieren de visitas adicionales al pediatra u otros profesionales de la salud para eliminar la causa del problema. A veces, las familias enteras necesitan de consejos para acabar con la tensión que causa dichos dolores.

Es importante saber que, cualquiera que sea la causa, el dolor de cabeza es real. Lo más importante es que con la ayuda del pediatra podrás identificar la causa y tener el problema bajo control.

©No deberá usarse la información contenida en esta publicación a manera de sustitución del cuidado médico y consejo de su pedia- tra. Podría haber variaciones en el tratamiento, las cuales su pe- diatra podrá recomendar, con base en los hechos y circunstancias individuales.

1 Comentario

  1. Pingback: guide to gay dating sites