Carta de los lectores

carta_lectores
0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×

buzon

Recuerde que

Según el artículo 11 del Decreto 806 del 30 de abril de 1998, el niño puede acceder directamente al pediatra sin que tenga que ser visto primero por un médico general. El artículo dice textualmente:
“Condiciones de acceso: para acceder a cualquiera de los niveles de compleji- dad del plan obligatorio de salud (POS) se consideran como indispensables y de tránsito obligatorio las actividades y procedimientos de consulta de medicina general y/o paramédica del primer nivel de atención. Para el tránsito entre nive- les de complejidad es requisito indispensable el procedimiento de remisión. Se exceptúan de lo anterior solamente las atenciones de urgencias y de pediatría”.

 

Señores

Revista Crianza & Salud

Sociedad Colombiana de Pediatría

Bogotá, D.C.

Aprovechando esta sección de la revista donde uno puede plantear variados temas que nos inquietan, quisiera preguntarles ahora que se habla tanto de paz y no violencia en nuestro país, cómo puedo promover estos valores en la crianza de mis hijos en la vida cotidiana.

Atentamente,

Lucila Montoya Montoya

Rta.

Muchas gracias por su comunicación y como respuesta a esta queremos manifestarle que la construcción de la paz debe empezar desde el hogar con unas relaciones armónicas y justas entre los distintos integrantes de la comunidad familiar. Recogiendo el concepto de reconocidos expertos, nos permitimos plantearle algunas acciones que pueden ayudarle en este objetivo fundamental:

 · Evitar por parte de los padres la promoción de comportamientos agresivos en los niños; aquello de enseñarles a pelear ‘para que sepan defenderse’, debería cambiarse por enfoques que permitan resolver los problemas mediante el diálogo sin recurrir a las amenazas o a los puños.

· Promover en los hijos la consistencia frente a las normas y la disciplina, generando expectativas claras sobre las consecuencias del comportamiento de los niños frente a ellas.

· Excluir el castigo físico como elemento constituyente de la crianza, puesto que les indicará a los hijos que es aceptable pegarles a otros para resolver los problemas y que las acciones violentas constituyen una forma apropiada de relación entre las personas.

 Por lo tanto, deberán utilizarse otros métodos de corrección no humillantes que eviten el contacto físico y que impliquen un efecto reparador frente a los errores, lo que generará la tendencia a no repetirlos.

 Cordialmente,

Crianza & Salud

 

 

 

0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×