Carta de los lectores

buzon

Recuerde que

Según el artículo 11, del Decreto 806 del 30 de abril de 1998, el niño pue­de acceder directamente al pediatra sin que tenga que ser visto primero por un médico general. El artículo dice textualmente:

“Condiciones de acceso. Para acceder a cualquiera de los niveles de complejidad del plan obligatorio de salud, se consideran como indispensables y de tránsito obligatorio las actividades y procedimientos de consulta de medicina general y/o paramédica del primer nivel de atención. Para el tránsito entre niveles de complejidad es requisito indispensable el procedimiento de remisión. Se exceptúan de lo anterior solamente las atenciones de urgencia y pediatría”.

Revista Crianza & Salud
Sociedad Colombiana de Pediatría

Señores

Revista Crianza & Salud

Sociedad Colombiana de Pediatría

 

Cordial Saludo

En esta época del año, en la que muchos adolescentes terminan su bachillerato, quisiera que me orientaran sobre cómo le colaboro a mi hijo para que construya su proyecto de vida, pues no sabe qué hacer.

Muchas gracias por su atención.

Cordialmente,
Sol María Garnica

Rta.

El adolescente encuentra su proyecto de vida. Los padres no debemos pretender imponerle el nuestro ni avasallarlo con nuestras expectativas acerca de qué hará él con su vida. Pero es importante que los padres tengan su propio proyecto de vida. Muchas personas simplemente van por la vida.

Cada uno tiene en su personalidad sus fortalezas y debilidades, sus predilecciones, y crea sus propios sueños. Todos estos elementos permiten a cada persona ir elaborando una especie de programa o proyecto de vida.

Durante sus primeros años, nuestro hijo lo cambiará muchas veces, tal cambio es parte de la búsqueda. Siempre hay que tomarlo en serio y hacerle sentir que respetamos lo que está buscando y nunca ridiculizarlo.

El proyecto de vida es lo que queremos hacer con nuestra vida, es un conjunto de nuestros sueños y aspiraciones. Tenerlo nos da fuerza y coherencia para que llevemos a término las tareas que emprendemos. Exige motivación y un profundo compromiso en trabajar hasta el final.

Francisco Javier Leal Quevedo
Pediatra puericultor
“Preguntas de madres y padres”

Cordialmente,
Crianza & Salud