Carta de los Lectores

0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×

buzon

Recuerde que

Según el artículo 11, del Decreto 806 del 30 de abril de 1998, el niño pue­de acceder directamente al pediatra sin que tenga que ser visto primero por un médico general. El artículo dice textualmente:

“Condiciones de acceso. Para acceder a cualquiera de los niveles de complejidad del plan obligatorio de salud, se consideran como indispensables y de tránsito obligatorio las actividades y procedimientos de consulta de medicina general y/o paramédica del primer nivel de atención. Para el tránsito entre niveles de complejidad es requisito indispensable el procedimiento de remisión. Se exceptúan de lo anterior solamente las atenciones de urgencia y pediatría”.

Revista Crianza & Salud
Sociedad Colombiana de Pediatría

Señores

Sociedad Colombiana de Pediatría

Atte.: Revista Crianza & Salud

Bogotá, D.C.

Atentamente quiero preguntarles si se recomiendan los masajes en el pene para los niños recién nacidos.

Atentamente,

Lucila Montoya Báez

Medellín

Rta.

Normalmente al nacer, en la mayoría de los niños, el pene presenta un recubrimiento notable de piel que se denomina prepucio, el cual, en la mayoría de los casos, se va liberando espontáneamente con el paso del tiempo y, por lo tanto, no debe acelerarse mediante los llamados masajes o estirones de la piel, los cuales son dolorosos para el bebé y que, además, pueden originar cicatrices que van a empeorar la estrechez que existía previamente.

En algunos casos, esta liberación de la piel no se dará espontáneamente y puede llegar a ser necesaria la utilización de algunas cremas tópicas prescritas por el médico. La persistencia de la estrechez con el paso del tiempo podrá hacer necesaria su liberación mediante cirugía, llamada técnicamente circuncisión.

El cuidado del pene del recién nacido no necesita maniobras especiales más allá del aseo normal, por consiguiente, no se deben practicar masajes o tirones de la piel que lo recubre por las razones expuestas con anterioridad.

Lecturas recomendadas:

Cordialmente,

Crianza & Salud

 

 

 

 

0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×