Carta de los lectores

buzon

Recuerde que

Según el artículo 11, del Decreto 806 del 30 de abril de 1998, el niño pue­de acceder directamente al pediatra sin que tenga que ser visto primero por un médico general. El artículo dice textualmente:

“Condiciones de acceso. Para acceder a cualquiera de los niveles de complejidad del plan obligatorio de salud, se consideran como indispensables y de tránsito obligatorio las actividades y procedimientos de consulta de medicina general y/o paramédica del primer nivel de atención. Para el tránsito entre niveles de complejidad es requisito indispensable el procedimiento de remisión. Se exceptúan de lo anterior solamente las atenciones de urgencia y pediatría”.

Revista Crianza & Salud
Sociedad Colombiana de Pediatría

Señores

Sociedad Colombiana de Pediatría

Atte.: Revista Crianza & Salud

Bogotá, D.C.

Cordial saludo. Con una felicitación por su importante labor, quisiera saber su opinión sobre el uso de los caminadores para bebés, pues he conocido opiniones encontradas sobre los posibles beneficios o peligros de su utilización.

Atentamente,

María Mercedes Moreno

Rta.

Cordial saludo. Respondiendo a su inquietud, queremos comunicarle que hay un definido consenso en el sentido de que los caminadores para bebés son responsables de que miles de niños sufran accidentes serios secundarios a su utilización.

En una reciente publicación de la Academia Americana de Pediatría se describe lo que le puede pasar a un niño en un caminador: caerse por las escaleras, sufrir quemaduras al alcanzar objetos calientes situados en lugares altos, ahogarse al caer a una piscina o bañera, o envenenarse al alcanzar productos tóxicos puestos en sitios altos.

Refiere la Academia que la mayoría de los accidentes ocurren mientras los niños son vigilados por un adulto, pues los padres y cuidadores no alcanzan a reaccionar con suficiente rapidez. Un niño en un caminador puede movilizarse a más de 92 centímetros por segundo. Por estas razones, los caminadores no son seguros de usar, incluso cuando un adulto esté vigilando de cerca.

Fuente: https://www.healthychildren.org/Spanish/safety-prevention/at-home/Paginas/Baby-Walkers-A-Dangerous-Choice.aspx

Cordialmente,

Crianza & Salud