Amable y silencioso

Amable y silencioso ve por la vida, hijo.

Amable y silencioso como rayo de luna…

En tu faz, como flores inmateriales,

deben florecer las sonrisas.

Haz caridad a todos de esas sonrisas, hijo.

Un rostro siempre adusto es un día nublado,

es un paisaje lleno de hosquedad,

es un libro en idioma extranjero.

Amable y silencioso ve por la vida, hijo.

Escucha cuanto quieran decirte,

y tu sonrisa sea elogio, respuesta, objeción,

comentario, advertencia y misterio …

Amado Nervohttps://crianzaysalud.com.co/amable-y-silencioso/https://crianzaysalud.com.co/amable-y-silencioso/