A propósito de ‘Los valores de los grandes hombres’, sabía usted que:

Es un libro escrito por los humanistas españoles Gustavo Villapalos y Enrique San Miguel, donde postulan que los valores universalmente aceptados, como la paz, el coraje, el altruismo, la responsabilidad y la bondad, entre otros, no son meras teorías o ideas brillantes, sino motivaciones que han encarnado en su vida grandes hombres y mujeres a lo largo de la historia. De la lectura del texto podemos concluir que los valores son una construcción humana, probablemente la más humana de todas las construcciones, y que la necesidad de hacerlos reconocibles motiva su asociación con personalidades de trascendencia universal.

A continuación, compartimos con los lectores algunas de sus ideas y afirmaciones más relevantes:

  • El liderazgo está representado por Alejandro Magno, quien, a pesar de fallecer tempranamente, en poco más de un decenio cambió el sentido de la historia. Fue un hombre que compartía con sus soldados todos los avatares de la guerra y no les exigía nada que no se exigiera él mismo.
  • El coraje es tipificado en la obra por Winston Churchill, repetidamente derrotado a lo largo de su vida y su carrera política que no fue pacífica, ni fácil, ni bien comprendida y quien siempre tuvo como determinantes de su actividad pública la tolerancia, el respeto por los derechos fundamentales y las mayorías como referentes en el combate entre la razón y la barbarie.
  • La virtud, entendida como el sentimiento innato de la plenitud que nos anima a los seres humanos y que aspira a realizarse en armonía con nuestros semejantes, está relacionada en el libro con Jorge Luis Borges, por su condición de humanista, su amor a la vida y su propensión a la tolerancia y al ejercicio pleno de la libertad, quien, además, afirmó: “Te incumben los deberes de todo hombre: ser justo y ser feliz”.
  • La bondad, quizás el valor más ligado a la naturaleza del ser humano, está representada por Francisco de Asís, una figura cuya vigencia a lo largo de la historia es incuestionable como fuente de inspiración para los más variados movimientos sociales, los sentimientos pacifistas, la preocupación ecológica o la lucha por los derechos de los animales.
  • La paz, siempre tan anhelada, tiene como su icónica figura al Mahatma Gandhi o “alma grande”, como lo denominó Rabindranath Tagore. Su vida y obra estuvo siempre relacionada con la no violencia y su camino desde la conceptualización hasta sus alcances políticos universales, al pasar de una convicción personal profunda a una metodología para la acción política.

Todo el contenido de la obra y lo aquí resumido nos muestran que los valores resultan plenamente entendibles para cualquier ser humano, independientemente de su extracción social, formación, origen y condición.

 

Por: Juan Fernando Gómez Ramírez
Pediatra puericultor