A propósito de ‘Las grandes preguntas de los niños y las sencillas respuestas de los grandes expertos’*, sabía usted que:

preguntas_respuestas
0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×

Es un libro compilado por Gemma Elwin Harris, que fue elaborado mediante la ingeniosa manera de solicitarles a miles de niños de diez escuelas primarias en la Gran Bretaña que enviaran las preguntas que más desearan que les respondieran. Dichos interrogantes fueron analizados por un Comité de Expertos y sus respuestas fueron asignadas a un reconocido especialista sobre la temática correspondiente a cada pregunta.

A continuación, compartiremos con nuestros lectores algunas de las preguntas y respuestas contenidas en esta ingeniosa obra:

  • ¿Por qué mandan los mayores? Miranda Hart (escritora y actriz) responde:

La cuestión es que hemos de confiar en que las personas mayores tienen más experiencia y saben más de la vida que nosotros, y en que toman las mejores decisiones con el objetivo de garantizar nuestra seguridad y nuestros intereses, porque nos quieren. Es cierto que no siempre lo parece y que, a veces, los mayores se equivocan.

  • ¿Por qué la sangre es roja y no azul? Christian Jessen (médico) responde:

Quizás hayas oído que los reyes y las reinas tienen sangre azul. Aunque sería muy divertido, no es así. Nadie tiene la sangre azul. Siempre es roja y el color viene de la hemoglobina, que es la encargada de transportar el oxígeno por todo el cuerpo.

De todos modos, hay animales que sí tienen la sangre azul. ¿Sabes cuáles son? Los pulpos, los calamares y las langostas, entre otros.

  • ¿De dónde viene el viento? Antony Woodward y Rob Penn (escritores) responden:

El origen del viento, como el de tantas otras cosas, es el sol, que calienta la Tierra cada día, pero lo hace de forma desigual, porque hay zonas que captan la luz mejor que otras. Cuando el aire se calienta, asciende y, cuando asciende (esta es la parte importante), algo tiene que ocupar el lugar que deja vacío: más aire, no tan caliente. El aire caliente sube y el aire más frío baja para ocupar su lugar… y ¡ahí está! El aire en movimiento es el viento.

  • ¿Por qué el cielo es azul? Simon Ings (escritor de libros de ciencia) responde:

¿Sabes qué? El cielo no es azul. Es un truco que nos hacen los ojos. Al menos, en el cielo no hay nada azul, ningún pigmento azul. Cuando la luz del sol choca con algo, se refleja. A las moléculas de aire les resulta muy fácil absorber la luz azul y la hacen rebotar con igual facilidad. Por eso, hay luz azul por todo el cielo y, por ello, nos llega a los ojos desde todas las direcciones.

El fragmento que hemos compartido de este maravilloso libro constituye una reafirmación sobre la capacidad de asombro y la sintonía con la naturaleza que los niños y niñas expresan en la cotidianidad, y que como adultos estamos en el deber de escuchar de manera empática y así contribuir al entendimiento adecuado de sus inquietudes.

Para nuestro provecho como adultos, nos debe animar la afirmación de Albert Einstein referente a que “la búsqueda de la verdad y de la belleza nos proporciona un área de actividad donde podemos seguir siendo niños toda la vida”.

*Fuente: Harris, G. E. (compiladora). Las grandes preguntas de los niños y las sencillas respuestas de los grandes expertos. Barcelona: Paidós Contextos, 1a ed., 2013.

Por: Juan Fernando Gómez Ramírez

Pediatra puericultor

0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×