A propósito de ‘La evolución de las facultades del niño’*, sabía usted que:

principal
0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×

 

El Centro de Investigaciones Innocenti de UNICEF, creado para darles una mayor difusión a las actividades en defensa de la niñez mundial, publicó hace algún tiempo un documento de análisis sobre el tema de la evolución de las facultades del niño, del cual compartimos con nuestros lectores algunos de sus postulados más relevantes:

  • La Convención sobre los Derechos del Niño introduce en su artículo 5°, por primera vez en un tratado internacional en materia de derechos humanos, el concepto de “evolución de las facultades” del niño. Establece que a medida que los niños adquieren competencias cada vez mayores, disminuye su necesidad de dirección y orientación por parte de sus padres y aumenta su capacidad de asumir responsabilidades respecto a las decisiones que afectan sus vidas.
  • El modo de comprender la niñez varía considerablemente en las distintas partes del mundo. No hay concordia en cuanto al momento en que los niños se vuelven adultos y, además, la niñez no es un período homogéneo, pues un muchacho de 17 años tiene necesidades y capacidades totalmente diferentes a las de un bebé de 6 meses, aunque sus derechos son los mismos.
  • El concepto de evolución de las facultades del niño hace necesario impartirle a este dirección y orientación adecuadas para una relación cambiante entre padres e hijos a medida que estos van creciendo. Es un hecho probado que los niños no adquieren competencia sencillamente a consecuencia de la edad, sino, más bien, mediante la experiencia, la cultura y el apoyo que reciben de sus padres. Las investigaciones revelan el papel activo que los niños mismos desempeñan en el desarrollo de sus propias habilidades, en las negociaciones que forman parte de su vida cotidiana y en el grado de responsabilidades que aceptan.
  • El concepto de facultades en evolución es complejo y tiene repercusiones, por ejemplo, en la legislación sobre familia, en la justicia juvenil, en la libertad de culto, en el consentimiento para tener relaciones sexuales, en la educación, en el empleo, en la participación y el acceso a la información.
  • En resumen, este trascendente documento afirma que el equilibrio adecuado entre la protección del niño contra todo daño y el respeto de sus facultades para alcanzar una autonomía y participación cada vez mayores en la toma de decisiones, ha de variar en función de la madurez del niño y del ambiente social, económico, cultural y político en que vive.
*Fuente: Lansdown, Gerison. La evolución de las facultades del niño. Save the Children-UNICEF. Florencia 2005.
0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×