A propósito de ‘El mundo espiritual secreto de los niños’*, sabía usted que:

0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×

Es un libro escrito por Tobin Hart, psicólogo y docente universitario, reconocido internacionalmente en el campo de las relaciones entre la espiritualidad, la psicología y la educación. Queremos compartir con nuestros lectores algunas trascendentes reflexiones allí consignadas:

Los niños poseen una capacidad natural para el asombro y sienten el pulso del espíritu de manera íntima y directa. Una de las mayores lecciones que los niños pueden enseñar a los adultos es el poder del asombro.

Los niños son filósofos naturales que, para nuestra sorpresa, a menudo plantean importantes cuestiones sobre la vida y se preguntan por el sentido del conocimiento, la verdad, la justicia, la realidad y la muerte.

Es posible apreciar la presencia de lo espiritual en los pequeños momentos cotidianos como, por ejemplo, cuando un niño pequeño nos abraza con fuerza y abre nuestro corazón, cuando respiramos y apreciamos el aire agradable de un día primaveral y todas nuestras tensiones se relajan.

Por lo general, los adultos solemos concebir la relación con los niños como si fuésemos nosotros quienes les ayudamos a desarrollarse, pero, en realidad, también ellos nos ayudan a nosotros. De ese modo nuestro crecimiento es recíproco. En la dinámica de la vida no existen las vías de un solo sentido.

Solamente dejaremos a nuestros hijos espacio suficiente para que crezcan, cuando renunciemos a nuestras proyecciones sobre lo que queremos que sean y, en lugar de eso, escuchemos y veamos quiénes son en realidad.

Los niños son la punta de lanza de la evolución y su compañía puede catapultarnos a la cresta de la ola de la creación.

*Fuente: Hart Tobin. El mundo espiritual secreto de los niños. 2013. Ediciones La Llave. 2„ ed. Barcelona.

 

Por: Juan Fernando Gómez Ramírez
Pediatra puericultor

0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×