A propósito de ‘Bajo presión. Cómo educar a nuestros hijos en un mundo hiperexigente’

Por: Juan Fernando Gómez Ramírez
Pediatra puericultor

Es un libro escrito por Carl Honoré, comunicador y educador canadiense reconocido por su bestseller Elogio de la lentitud, quien propone una reflexión sobre las relaciones entre padres e hijos, y la educación y concepción de la infancia en el siglo XXI.

A continuación, compartimos con nuestros lectores algunas de las reflexiones expresadas en esta obra que consideramos pertinentes:

  • En la actualidad, la presión por sacar lo máximo de nuestros niños resulta devoradora. Queremos que tengan lo mejor de todo y que sean los mejores en todo. Queremos que sean artistas, buenos estudiantes y deportistas, que se deslicen por la vida sin dificultades, dolor ni fracaso.
  • El siglo XX presenció el auge del “niño libre”. Ahora hemos entrado en la era del “niño dirigido”. Se mire como se mire, estamos criando a la generación más conectada, consentida y vigilada de la historia.
  • En ninguna época los niños han elegido su propia infancia. Los adultos han llevado siempre la voz cantante. Les decimos a los niños que tienen que “crecer” y nos irritamos cuando lo hacen.
  • En marketing hay un antiguo refrán que dice que “la mitad de la publicidad funciona, pero no sabemos qué mitad”. Es una equivocación creer que todo lo que hagamos como padres deja una marca indeleble, para bien o para mal, en nuestros hijos, ni siquiera en los primeros años.
  • En la ecología general de la infancia, un niño de hace cien años, otro de hoy y el de dentro de cien años necesita lo mismo.
  • Si vamos a reinventar la infancia de un modo que sea bueno para los niños y para los adultos, hemos de aprender a tolerar la diversidad, la duda, las asperezas ocasionales, incluso el conflicto. Tenemos que valorar a los niños por lo que son y no por lo que queremos que sean.
  • Lo que me propongo es animar a mis hijos a levantar el vuelo, pero dejarles escoger la ruta. En vez de meterlos con calzador en mi plan maestro, disfruto averiguando quiénes son a medida que crecen.

*Fuente: Honoré Carl. Bajo presión. Cómo educar a nuestros hijos en un mundo hiperexigente. RTA Bolsillo. Barcelona 2010.