A propósito de ‘Adultos en crisis. Jóvenes a la deriva’*, sabía usted que:

0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×

Es un libro escrito por la psiquiatra e investigadora argentina Silvia Di Segni Obiols, quien plantea los efectos de la crisis surgida en el siglo XX relacionada con el desdibujamiento del adulto de antaño y el advenimiento de un nuevo rol para esta etapa de la vida y su relación con las nuevas generaciones. De su lectura, queremos destacar algunos aspectos importantes, los cuales compartimos con ustedes:

  • El cambio en el rol tradicional del adulto generó también un desequilibrio en las pautas de crianza, con respecto a las cuales estos adultos en crisis han optado por tres tendencias predominantes:
  • Transmitir las mismas pautas que las generaciones anteriores, en una relación con los hijos de tipo vertical y con franca tendencia al comportamiento autoritario (adultos tradicionales).
  • No transmitir pautas, evadiendo el rol adulto, dentro de lo que se denomina “la cultura adolescente” por parte de los padres, de claro corte light, en la que el adulto desea parecerse a sus hijos, sin establecer normas, con una clara tendencia al disfrute y poca intención de educar, orientar y fijar límites (hijos eternos).
  • La tendencia a angustiarse y paralizarse en un contexto inseguro, optando por propuestas contradictorias que suelen confundir a los hijos (hijos de la duda).
  • Refiere la autora que antes era mucho más fácil ser padre, madre o maestro porque había tal consenso de apoyo en el imaginario social que la autoridad se otorgaba de antemano. Hoy, hay que ganarla en cada día de clase.
  • A pesar de las tensiones inherentes al nuevo rol, ser adulto no significa dejar de disfrutar, de reír a gritos, de emocionarse, de apasionarse, o de jugar; significa saber cuándo no tiene sentido hacerlo.
  • Frente a la crisis generada, propone la autora, debemos ocupar el rol adulto nosotros mismos, en cada casa, en cada escuela, y no esperar que otros cubran el lugar que dejamos vacante y adopten a quienes dejamos huérfanos. La única salida de la crisis del rol adulto es ocupar el lugar de tal.

Lo anterior se correlaciona de manera exacta con la afirmación del filósofo Fernando Savater en el sentido de que: “Para que una familia funcione educativamente es imprescindible que alguien en ella se resigne a ser adulto”.

*Fuente: Di Segni Obiols, Silvia. Adultos en crisis.
Jóvenes a la deriva. Buenos Aires, Noveduc, 2002.
0 acciones Twitter 0 Facebook 0 Email -- Buffer 0 0Acciones ×